Sindrome del Extranjero

Hay momentos en que sentimos gran desadaptación y sentimientos de vacio, como si no perteneciéramos a aquel lugar, haciendo que sientamos miedo, soledad e frustración.

Aunque nuestra vida este estructurada con la familia y trabajo marchando bien, sigue esa sensación de incompletud, de falta de algo, de no adaptación y de no reconocerse alli, sea un lugar o una cultura diferente.

En ese momento hay que mirarse con verdad y preguntarse el por qué de ese sentimiento. Auto conocerse y observarse en todas las situaciones, ayudan a disminuir esos síntomas, pues solamente conociéndonos a nosotros mismos, somos capaces de vivir de acuerdo con nuestra verdad, reconociendo las dificultades como pasos del proceso para llegar a nuestro objetivo. Si ese objetivo no esta claro, hay que preguntarse el por qué estamos en ese lugar o en esa situación buscando analizar si vale la pena, o formular nuevos objetivos que nos fortalezcan. Una forma práctica es escribir una lista con los pros y los contras de estar en esa situación y despues analizar.

Por otro lado, abrirse para lo nuevo aceptando las diferencias, saliendo de una postura rigida y entendiendo que no vamos a cambiar o a “traicionar” nuestra esencia tan solamente por agregar formas distintas de pensar, es una buena forma de sentirse bien y bajar nuestra ansiedad ó desconfianza con nuestro entorno.

Si se hace muy dificil, es necesario buscar ayuda psicológica para facilitar esa adaptación, aprendiendo a superarla para tener mejor calidad de vida.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *